Home / Mundo / No importa la edad que tengas, ponte un TOMATE en la cara y espera 1 hora. Estarás agradecida de los resultados.

No importa la edad que tengas, ponte un TOMATE en la cara y espera 1 hora. Estarás agradecida de los resultados.

Con este sencillo tratamiento con tomate vamos a conseguir una piel mucho más firme, tersa, libre de grasa y sin ese molesto acné que nos sigue visitando de vez en cuando aunque hayamos dejado la adolescencia muy atrás. En ocasiones, simples cambios hormonales nos producen esas antiestéticas espinillas que pueden aparecer tanto en las zonas más grasas del rostro como, por ejemplo, en la espalda.

Con este truco tan económico nos beneficiaremos además de su alto contenido en antioxidantes para frenar el envejecimiento prematuro.

Los grandes beneficios del tratamiento con tomate para la piel

La dosis que necesita nuestra piel para estar saludable son 16 mg de licopeno al día. El licopeno es un fitoquímico capaz de regenerar la piel y prevenir, en un porcentaje interesante, diversas enfermedades.

Hemos de tener en cuenta que factores como la contaminación, los aires acondicionados o el estrés afectan a la salud de nuestra piel. Aumentan los radicales libres y la epidermis retiene menos humedad, con lo cual, aparecen desde las arrugas prematuras hasta las manchas.

No necesitamos gastar mucho dinero en tratamientos cosméticos. En ocasiones, una buena alimentación y sencillos remedios caseros como este tratamiento con tomate pueden traerte grandes resultados.

Es cierto: los tomates recién cortados pueden mitigar el acné e incluso reducir viejas cicatrices. El secreto está en la composición: los tomates tienen un mayor porcentaje de vitamins A, C, E y B6. Estas abren los poros y permiten que la piel absorba importantes nutrientes.

La acidez de los tomates reduce el PH de la piel y  las posibilidades de que salga acné. La aplicación es lo más sencillo: corta un tomate por la mitad. A continuación, restriega ambas mitades sobre las zonas afectadas. Masajea el jugo de tomate también sobre tu rostro y enjuágate la cara con agua templada. Este método es genial si solo tienes unos minutos y te están empezando a salir granitos.

Con un poco más de tiempo, puedes hacerte una eficaz máscara de tomate. Para ello, corta una X en la parte superior de un tomate fresco.  Luego, vierte agua templada sobre el tomate durante 1 minuto antes de cortarlo. A continuación, extrae las semillas y tritura la pulpa hasta conseguir una pasta de textura uniforme. Extiende la pasta sobre tu rostro y deja la máscara durante 1 hora. Si usas esta máscara con regularidad, pronto verás los resultados.

No me esperaba que los tomates pudieran servir para esto. Ahora no tienes que gastar dinero en agresivos tratamientos. Cada vez más gente se beneficia de las maravillas del tomate.

Fuente:nolocreo.com

Check Also

Tu Pelo Crecerá como Loco con Estas Hojas para Detener la Caída del Cabello.

El pelo es una de las partes del cuerpo que cobra más importancia para las ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *