Home / Ciencia y Tecnologia / ¿Sabes para qué sirven los cilindros que están en los extremos de los cargadores?

¿Sabes para qué sirven los cilindros que están en los extremos de los cargadores?

A pesar de que utilizamos la tecnología diariamente, muy pocas veces somos conscientes de cómo funcionan los objetos que manipulamos. Incluso, es muy usual que ni siquiera leamos el manual de los artefactos que compramos e ignoremos toda la información que estos nos pueden proporcionar. Esto no quiere decir que debamos pasar las 24 horas del día tratando de razonar a través de qué mecanismos funcionan nuestros celulares, cómo mantienen el frío los refrigeradores o como generan calor los microondas que tenemos en casa.

Sin embargo, no está de más tener curiosidad por cada cosa que nos rodea, al contrario, nos hace seres más integrales capaces de comprender algunas cosas que van más allá de lo que usualmente conocemos. Siempre va haber algo, que por más pequeño que este sea, puede llamarnos la atención, pero no sabemos a ciencia cierta para qué sirve.

Un ejemplo que ilustra esas cosas pequeñas cuya finalidad para nosotros es incierta, lo representan los cilindros de plástico que se encuentran ubicados en los extremos de casi todos los cables de los cargadores. Algunas personas piensan que éste es un dispositivo que protege a nuestros artefactos electrónicos contra las subidas de voltaje o algo similar a eso.

La verdad es que estos cilindros tienen una función más sencilla, pero no menos importante de lo que pensábamos. Ellos contienen algo llamado núcleos de ferrita, que están compuestos de un material magnético que tienen la propiedad de proteger nuestros aparatos eléctricos, pero no de la forma descrita anteriormente. Para entenderlo mejor, lo primero que debemos conocer es que las señales de corriente alterna que circulan a través de estos cables poseen una frecuencia tan elevada, que lo habitual sería que ciertas ondas de esa alta frecuencia se expandan hasta el punto que pueden llegar a afectar otros artefactos electrónicos que se encuentren a su alrededor.

Si no fuera por estos cilindros protectores de ferrita, este tipo de interferencias creadas por la corriente alterna que reciben algunos electrodomésticos, se verían afectadas de manera notable las señales de radio, televisión, WiFi, o de otros equipos informáticos.

Además de cumplir esta función, estos núcleos de ferrita contribuyen a que se disminuya la pérdida de energía en forma de radiación y optimiza el flujo de corriente que llega a nuestros equipos eléctricos.

Es muy curioso como este material en tan poca cantidad puede cumplir una función tan relevante, siendo una ventaja utilizarlo, puesto que es uno de los elementos más eficientes y económicos de producir.

Fuente: Lavozdelmuro

Check Also

Sangre Azul: también existe en el reino animal

En toda la diversidad biológica del planeta, la sangre azul es bastante inusual. La gran ...

One comment

  1. Llevo un rato largo buscando algo de este estilo, mil gracias por tu artículo, me lo guardo a preferidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *