Home / Mundo / NO ES MI MADRE decía la niña mientras lloraba por la calle, hasta que la gente hizo lo increíble

NO ES MI MADRE decía la niña mientras lloraba por la calle, hasta que la gente hizo lo increíble

Para todo padre y madre, no hay nada más importante en su vida que su hijo. Por eso, están dispuestos a hacer grandes sacrificios a fin de darte todo lo necesario a su hijo. Esto es lo que hace todo padre responsable.

Por eso, no hay peor pesadilla para un padre que a su hijo le pase algo malo. Pero es todavía peor si por causalidad de la vida este es secuestrado. En esta situación, los padres no pueden estar quietos, pensando en donde estará su hijo. Se preguntan que le habrán hecho, donde lo tienen y si estará bien. Pero lo que más los intriga es saber si podrán volver a verlos.

Pues bien, algo parecido ocurrió en la historia que te estaremos contando el día de hoy. Una madre llamada Sharon vive con su hija y estaban muy felices juntas. Ellas pasan momentos muy agradables juntas y se quieren mucho la una a la otra. Sin embargo, hubo un momento muy difícil en la vida de ambas que casi las separa para siempre.

LA NIÑA ES SECUESTRADA

En cierta ocasión, cuando su hija todavía era una niña, vivió una de sus peores experiencias en la vida. Su madre fue victima de un ataque en el que secuestraron a su niña. Aunque la madre trató por todos los medios de conseguir a su hija, no podía. De inmediato la policía intervino en el caso y comenzó a seguirle el rastro a la secuestradora.

No obstante, todo parece indicar que la implicada en este caso sabía muy bien lo que hacía. El trabajo resultó muy difícil para la policía, pues la secuestradora no dejaba ningún rastro. Pasaron varios días y no se pudo saber nada de la niña ni de su paradero.

La secuestradora viajó lejos junto a la niña para que no pudieran encontrarla. Sin embargo, en uno de sus viajes, ocurrió lo inesperado. Sucede que la pareja se paseaba por una estación concurrida. Andaban de la mano, como si fueran madre e hija. Pero, de pronto la niña gritó muy fuerte, lo que llamó la atención de los transeúntes.

La niña gritó en voz alta: “¡No dejen que me lleven! ¡Esta no es mi mamá, no la conozco!”. Al escuchar esto, la multitud empezó a sospechar. Entre el tumulto de gente estaba una mujer llama Adriana, que supo que no podía quedarse de brazos cruzados.

DECIDE ACTUAR

En ese momento, Adriana decidió intervenir para poder salvar a la niña. Ella se volvió y vio cómo la mujer arrastraba a la niña de ocho años de su mano. En ese instante y sin dudarlo ni un segundo, ella se dirigió hacia la mujer, la agarró y le quitó la niña.

La secuestradora era mucho más grande y fuerte que Adriana. Sin embargo, ella estaba dispuesta a aceptar el riesgo con tal de evitar el secuestro. Por eso, antes que la secuestradora la atacara, ella la atacó primero. Fue una lucha muy fuerte, pero Adriana no se dio por vencida. Finalmente, la secuestradora se fue y dejó a la niña.

Más tarde, la policía identificó a la secuestradora, acusada de secuestro en ocasiones anteriores. Luego, le siguieron el rastro hasta que dieron con ella y la apresuraron. Por otro lado, Adriana fue reconocida como una autentica heroína. Incluso el consejero Mitch O’Farell pronunció un discurso público en su honor.

Sharon, la madre de la niña no encontraba palabras de agradecimiento para Adriana. Ella no se puede imaginar donde estuviera su niña si ella no la hubiera rescatado. Sin lugar a dudas, lo héroes existen y tú puedes llegar a ser uno si actúas con valentía. Si crees que Adriana merece ser reconocida por su acto heroico, comparte su historia en tus redes sociales.

Fuente: un millon de remedios

Check Also

GANADORA DE VARIOS PREMIOS COMO EL MEJOR CUERPO DEL MUNDO

Eva Andressa es una modelo brasileña consagrada al mundo del fitness, su cuerpo atlético y ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *